Acuerdo entre Torrot y AMB para fomentar el uso de vehículos eléctricos en los servicios municipales metropolitanos

Fieles a su voluntad de promocionar nuevas formas de movilidad eléctrica que ayuden a luchar contra la contaminación atmosférica en zonas urbanas i a mejorar la calidad de vida de las personas en las grandes ciudades, Torrot y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) han llegado a un acuerdo para impulsar el uso de motos eléctricas en las flotas públicas de los ayuntamientos metropolitanos.

El acuerdo firmado por Joan Rodríguez –Director de Márketing de Torrot- y Antoni Poveda–vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB- prevé el uso de tres unidades de su modelo Torrot Muvi– dos policiales y una estándar- para que los ayuntamientos del área metropolitana de Barcelona que lo soliciten puedan utilizar estos vehículos 100% eléctricos e interconectados en sus desplazamientos institucionales.

El objetivo es introducir, poco a poco, la movilidad eléctrica en el día a día de los trabajadores y de los ciudadanos del área metropolitana. Estos convenios nos facilitan el camino hacia un cambio de hábitos real y palpable. Las administraciones, en este caso, tenemos que dar ejemplo con nuestro parque móvil”, ha afirmado el vicepresidente de Mobilidad y Transporte del AMB, recordando la necesidad urgente de avanzar hacia una movilidad mucho más limpia. “La contamincación atmosférica y la calidad del aire son cuestiones de salud pública”, ha recordad Poveda.

Es un gran orgullo para nosotros poder llegar este tipo de acuerdos con una institución como el Área Metropolitana de Barcelona, ya que nuestros vehículos pueden realmente facilitar la vida de las personas en las grandes ciudades. Esperamos poder llegar a más acuerdos en el futuro para hacer crecer aún más una movilidad sostenible”, ha explicado el responsable de márketing de Torrot, Joan Rodríguez. “La Muvi es un vehículo capaz de adaptarse a las necesidades específicas de cualquier colectivo como la administración, los cuerpos y fuerzas de seguridad o el transporte sanitario entre otros, gracias a la posibilidad de personalización para satisafacer cualquier necesidad”, ha señalado.

El acuerdo entre Torrot y el AMB se enmarca dentro del plan de desarrollo e impulso de la movilidad eléctrica urbana que actualmente lidera la empresa catalana, una colaboración que abre las puertas entre las dos entidades para realizar futuras acciones que sigan mejorando los sistemas de transporte y la movilidad sostenible en las grandes ciudades, gracias al uso de vehículos con cero emisiones a la atmósfera. Por parte de la AMB esto supone un nuevo paso en la apuesta metropolitana para fomentar el uso de vehículos sin emisiones y en la lucha contra la contaminación atmosférica y la mejora de la calidad del aire.

El convenio de colaboración entre la compañía catalana i la entidad metropolitana forma parte del proyecto de desarrollo del vehículo eléctrico y de movilidad urbana interconectada que lidera Torrota nivel nacional e internacional con la implantación en las principales capitales europeas de los innovadores servicios de sharing que confían en su nuevo modelo Muvi.

Una apuesta por el uso de los vehículos eléctricos que ha llevado al fabricante catalán a cerrar también acuerdos a nivel internacional dentro de suplan estratégico para impulsar la movilidad eléctrica urbana, encabezada actualmente por su nueva Muvi –la scooter eléctrica más avanzada del sector- y de la CitySurfer –una bicicleta eléctrica y plegable con la que hacer más sencillos los trayectos urbanos.

Subvenciones metropolitanas a las motos y a los coches eléctricos

Próximamente AMB tiene previsto abrir una línea de subvenciones para la adquisición de motos eléctricas por parte de los ayuntamientos con el objetivo de continuar impulsando la movilidad de cero emisiones.

Esta nueva iniciativa sigue y complementa las subvenciones que hasta ahora AMB había realizado a los ayuntamientos para la compra de coches eléctricos. Gracias a esta iniciativa los ayuntamientos han adquirido hasta la fecha 20 vehículos, con una inversión por parte del AMB de 200.000 euros.

Crecimiento del número de motos eléctricas para los servicios municipales y empresas de reparto.

Las ventas en el sector de la moto eléctrica en España han crecido un 119,67% respecto al año 2015, con un total de 793 unidades vendidas en 2016 (1.422 unidades sumando ciclomotores), según la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), y se espera que el número continúe creciendo en los próximos años.

Actualmente, los servicios municipales de ayuntamientos y administraciones públicas (Barcelona y Madrid) y las empresas de reparto a domicilio y de transporte se han convertido en compradores y usuarios principales del sector.