Torrot entra en el 'paddock' de la Formula E

En línea con su estrategia de impulsar la movilidad sostenible de cero emisiones, el fabricante español patrocina la competición reina de la velocidad con motor eléctrico. Iván Contreras, CEO de Torrot, rubrica un acuerdo con Alejandro Agag, director de Formula E Operated Limited. Torrot será partner y proveedor de la principal competición internacional de velocidad de fórmulas eléctricos, organizada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Los pilotos de Fórmula E y sus equipos usarán motos y bicicletas Torrot para moverse por el paddock y la pista en siete de los grandes Premios del campeonato del Mundo de Fórmula E. Torrot arranca su patrocinio en la carrera de Ciudad de México el próximo 3 de marzo.

Torrot acelera en su compromiso por promover la movilidad sostenible con el patrocinio de la Fórmula E y refuerza así su posicionamiento como fabricante líder mundial en la producción de vehículos eléctricos, sostenibles, de cero emisiones. En línea con esta estrategia corporativa de consolidar el motor eléctrico como una de las soluciones a la movilidad urbana sostenible, el consejero delegado de Torrot, Iván Contreras, ha firmado un acuerdo de patrocinio de la Fórmula E con Alejandro Agag, director de la competición mundial, Formula E Operated Limited.

En virtud del acuerdo, Torrot cederá una veintena de motocicletas eléctricas del modelo Muvi, la motocicleta eléctrica que suma más matriculaciones en España en 2017 y en enero de 2018, para ponerlas a disposición de los grandes pilotos de la Fórmula E, como Lucass Di Grassi (del equipo Audi) o Jean-Éric Vergne (del Techeetah Formula E Team), para que se muevan por los circuitos durante los grandes premios. La Fórmula E disputa este año su cuarto campeonato del mundo y es una competición que se ha consolidado y que atrae cada día a un mayor número de espectadores. Además, sirve para poner en valor la tecnología eléctrica, su eficiencia y el desarrollo de potencia y velocidad de la que es capaz, sin ninguna emisión de CO2.

“Entramos en la Fórmula E porque la encontramos muy representativa del camino a seguir para llegar a la movilidad sostenible e interconectada, fundamentalmente como potencial solución a la contaminación en las grandes ciudades. Hay una clara demanda social por crear entornos urbanos más limpios, sin contaminación, y la ley respalda esa reivindicación. Nosotros damos respuesta a esa demanda también desde GasGas, llevando los motores eléctricos a la conducción deportiva”, afirma Contreras. “La tecnología del motor eléctrico ya permite un desarrollo de potencia muy considerable en los vehículos con cero emisiones de CO2. Es una realidad y la solución a un problema que genera una creciente preocupación social”, añade.

Asimismo, ha destacado que para Torrot, como empresa española, “se trata de un acuerdo muy beneficioso que nos sitúa justo donde se da cita la élite mundial deportiva del vehículo eléctrico de competición. Esto demuestra que nos encontramos, definitivamente, en un periodo de transición, y Torrot quiere estar presente para formar parte activa de ello en la llegada a meta”.

Torrot se incorpora de inmediato a la competición y las pruebas en las que estará tras este acuerdo son: Ciudad de México (3 de marzo), Punta del Este (Uruguay, 17 de marzo), Roma (14 de abril), París (28 de abril), Berlín (19 de mayo), Zúrich (10 de junio) y Nueva York (14 y 15 de julio), todas ellas puntuables para el IV Premio del Mundo, que arrancó en Hong Kong el pasado 2 de diciembre.

En los circuitos más relevantes contará, además, con un espacio expositivo y de interacción con las motocicletas, ciclomotores y bicicletas eléctricas de Torrot, como la propia MUVI, el Velocípedo o la City Surfer.

Torrot se suma así al grupo de empresas que apuestan por la movilidad sin emisiones y entre los que se encuentran marcas y compañías punteras como BMW i, Visa, Michelin, Hugo Boss, TAG Heuer, Enel y Allianz.

Sobre Torrot

Torrot es la única compañía española tecnológica industrial que fabrica vehículos eléctricos y conectados. Con una historia que se remonta a 1948, fue refundada en 2015 por su actual consejero delegado, Iván Contreras, que le dio un giro estratégico hacia la movilidad personal sostenible e interconectada. A finales de ese mismo año, Torrot adquirió la empresa GasGas, su actual filial de motos off-road de enduro y trial. Torrot cuenta con 150 empleados, exporta internacionalmente más del 90 por ciento de su producción y tiene presencia comercial en más de 30 países de todo el mundo. Torrot opera una fábrica en España y está ultimando la puesta en marcha de una segunda que se situará en Cádiz, prevista para finales de 2018, con una inversión de unos 16 millones de euros.