Torrot factura 39,3 millones en 2017, un 171 por ciento más que en 2016

- La Compañía cierra el ejercicio 2017 con una facturación de 39,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 171 por ciento con respecto a la de 2016 (14,5 millones de euros). - Torrot Tech, el área de negocio de desarrollos tecnológicos alcanza los 2,1 millones de facturación en sólo un año y ya supone un 5,3 por ciento de los ingresos totales de la Compañía. - La tecnología y el motor eléctrico de emisiones cero impulsan las ventas con 9.902 vehículos fabricados, lo que consolida el posicionamiento de Torrot como la Compañía tecnológica líder en movilidad sostenible de Europa en vehículos de dos y tres ruedas.

La tecnología impulsa el crecimiento de la nueva Torrot. Con una marca que ha cumplido 70 años, Torrot Electric fue refundada en 2015 mediante la introducción de dos vectores empresariales de vanguardia como son la conectividad y la sostenibilidad de los vehículos, también denominados plataformas, que cuentan con unos hardware y software de desarrollo propio. Torrot es ahora una nueva Compañía que ha cerrado el ejercicio 2017 con una facturación de 39,3 millones, lo que supone un incremento del 171 por ciento con respecto a la de 2016 (14,5 millones de euros). Sólo en la primera mitad de 2017, Torrot superó la facturación total del año anterior alcanzando los 21 millones al cierre del primer semestre (30 de junio).

Otro de los indicadores financieros de la Compañía que destaca es el EBITDA. Torrot encadenó EBITDAs positivos desde el mes de abril de 2017 hasta cerrar el ejercicio con un EBITDA positivo, de 0,9 millones de euros, algo inusual en una Compañía tecnológica que acaba de renacer, con un nuevo modelo de negocio, que ha registrado un notable crecimiento en apenas un año, pero que aún está en una fase inicial de desarrollo.

El fundador de la nueva Torrot, Iván Contreras, afirma: “Hemos creado una nueva empresa que ofrece dispositivos tecnológicos de alto nivel, plataformas de movilidad personal, sostenible e interconectada. Los indicadores financieros de la Compañía nos señalan que hemos cogido el camino correcto. Es realmente inusual que una empresa tecnológica de nueva creación con un crecimiento tan relevante en tan poco tiempo haya dado incluso un EBITDA positivo en apenas dos años de actividad”.

Torrot va disparada y la clave está en su tecnología. Contreras entiende a los vehículos como dispositivos tecnológicos de alto nivel, como plataformas de movilidad sostenible, personal e interconectada. Torrot desarrolla hardware y software propios para conectar las motos eléctricas con el usuario mediante el móvil para obtener datos tanto del propio vehículo como del entorno por el que circula.

Torrot Tech, área de negocio que crece rápido

En esta línea, cabe destacar el comportamiento que ha tenido Torrot Tech en apenas un año y su repercusión en los resultados del cierre de 2017. En sólo un año desde que su creación, Torrot Tech, el área de negocio que realiza los desarrollos tecnológicos para la mejora de las prestaciones de la plataforma, de la moto, facturó 2,09 millones en 2017, el 5,3 por ciento de los 39,3 millones ingresados por la Compañía. Entre los desarrollos tecnológicos más destacados de Torrot Tech figuran elementos tanto de hardware como de software. Entre los primeros, destacan las on board units (OBU), un dashboard inteligente con comunicaciones vía CANBUS (Controller Area Network, en su denominación inglesa, un protocolo de conexión que vertebra toda la electrónica de los vehículos), una placa base que se comunica con un solo cable y configurable mediante Bluetooth, y las propias baterías que transmiten información del vehículo.

Además, Torrot desarrolla su propio software que permite la interconexión entre el vehículo y el usuario por medio del display de la OBU y de las apps (Muvi y Torrot Kids) gratuitas para el smartphone y disponibles para android y iOs, también creadas por la compañía. Gracias a estos softwares, Torrot cuenta con sistemas tan avanzados como la diagnosis remota, indicadores de los modos de consumo de las baterías que se gestionan por medio de la aplicación para el teléfono móvil o el control parental inalámbrico (muy útil para determinados vehículos como los de la gama kids, de tres a diez años). Además, los vehículos Torrot llevan incorporado un sistema de llamada de emergencia e-call y se conectan con la atención al usuario de la compañía cuando detectan que puede haber complicaciones.

La sostenibilidad, con el motor eléctrico, y la conectividad personal, con los elementos antes descritos, ha situado a Torrot Electric como uno de los líderes mundiales en su segmento. De esta manera, Torrot incrementó en un 106 por ciento su cifra de fabricación, alcanzando las 9.902 unidades fabricadas (entre bicicletas y motos eléctricas), frente a los 4.800 vehículos producidos en 2016. De esa cifra, más del 85 por ciento fue destinado al mercado exterior, en el que hay ya un interés. Torrot tiene una red de 1.500 distribuidores, propios y externos, que se despliega por más de 70 países en todo el mundo.

Contreras afirma: “Nuestra estrategia empresarial, fundamentada en la movilidad sostenible e interconectada, avanza con el viento a favor de una legislación cada vez más restrictiva con los vehículos contaminantes y con una sociedad interconectada en su día a día. Mediante el motor eléctrico, nuestra compañía da respuesta a una creciente demanda social y una legislación que exigen ciudades más limpias y menos ruidosas. Además, mediante los desarrollos tecnológicos propios, nuestros vehículos se usan como plataformas que se comunican con el conductor y su entorno. Somos pioneros en España y este es el camino a seguir”.

En 2017, Torrot disponía de nueve modelos de plataformas de movilidad sostenible, personal e interconectada entre los cuales destaca, como vehículo más demandado, la motocicleta eléctrica Muvi, con más de 3.200 unidades fabricadas en 2017. Torrot cerró 2017 con 1.638 unidades matriculadas en España, un 63,7 por ciento del total, según datos de AEDIVE. Torrot tiene una gran demanda de su modelo Muvi para flotas de empresas de reparto de última milla y de motosharing. En España, Torrot ha vendido flotas para este servicio de motosharing en doce ciudades. Fuera de España, la Muvi se puede ver por las calles de Bruselas, Berlín, o Düsseldorf, entre otras. Actualmente, Torrot se encuentra en plena expansión en Estados Unidos, en el que Atlanta ha sido escogida como la primera ciudad en recibir las Muvi. Contreras fichó en diciembre al jugador de baloncesto de la NBA, Ricky Rubio, como embajador de marca por todo el mundo. Además, la Compañía anunció la semana pasada que entra en el paddock como patrocinador oficial para del campeonato del mundo de Fórmula E en 2018.

Tres nuevas plataformas de movilidad personal, sostenible e interconectada para 2018

En 2018, Torrot seguirá creciendo sumando a los nueve modelos que producía en 2017, otros tres: el velocípedo, un vehículo eléctrico de tres ruedas que se fabricará en dos modelos, el cargo (con un maletín detrás para transportar objetos y un vehículo tipo flota para mensajería envío de comida o de cualquier otro producto) y el biplaza, en el que caben dos personas, va cubierto, no hace falta ni apoyar los pies en el suelo y no requiere de cinturón de seguridad.

Por otro lado, la Compañía acaba de lanzar el modelo Movak, equivalente a los SUV de los coches pero en motocicleta, con tecnología y características que le permiten conducir tanto por ciudad como por el campo. Torrot también le ha enchufado el motor eléctrico y la conectividad a su filial GasGas. Así, en enero sacó al mercado la GasGas TXE tras haber probado la fiabilidad de su motor eléctrico en la primera edición de la TrialE Cup 2017, el primer campeonato del mundo de trial con motos eléctricas. Torrot ha invertido dos millones de euros en dotar a la fábrica de Salt de los desarrollos tecnológicos y los elementos de Industria 4.0 necesarios para implantar en las motos de campo el motor eléctrico y el ordenador de a bordo, con todos sus desarrollos, que le conecta tanto con el piloto como con su entorno.

Además, Torrot se encuentra inmersa en los trabajos para el acondicionamiento y la inserción de tecnología punta en su nueva fábrica de la Zona Franca de Cádiz, de 6.000 metros cuadrados y que supondrá una inversión de 12 millones de euros.

Sobre Torrot

Torrot es la única compañía española tecnológica industrial que fabrica vehículos eléctricos y conectados. Con una historia que se remonta a 1948, fue refundada en 2015 por su actual consejero delegado, Iván Contreras, que le dio un giro estratégico hacia la movilidad personal sostenible e interconectada. A finales de ese mismo año, Torrot adquirió la empresa GasGas, su actual filial de motos off-road de enduro y trial. Torrot cuenta con 150 empleados, exporta internacionalmente más del 90 por ciento de su producción y tiene presencia comercial en más de 30 países de todo el mundo. Torrot opera una fábrica en España y está ultimando la puesta en marcha de una segunda que se situará en Cádiz, prevista para finales de 2018, con una inversión de unos 12 millones de euros.